COPA LIBERTADORES 1994

Allá por febrero de 1994 Vélez empezaba un camino no demasiado conocido por los fortineros. El 13 de febrero el Amalfitani se vestía de gala para comenzar el año más importante en la historia del club. El Fortín compartía grupo con Boca, a quien recibíamos esa noche, Palmeiras y Cruzeiro. La historia es conocida por todos, el equipo de Bianchi sorprendió a sus rivales y clasifico primero en el grupo (una fecha antes) delante de ambos brasileros y dejando afuera en la primera fase nada menos que al Boca de Menotti.

Para nosotros los hinchas todo era un sueño y los viajes por América recién comenzaban, nos tocó viajar a Uruguay para enfrentar a Defensor Sporting y ahí fuimos copando el Buquebus  vistiendo de azul y blanco todo Montevideo. Fue empate en 1 pero después de las piñas por la 18 de julio nos volvimos cantando en el barco y armando una tarentela increíble que hacía temblar a todo el Rio de La Plata. Claro, no sabíamos que en la revancha íbamos a sufrir un poco y que los penales llegaban a Liniers para quedarse…

La siguiente fase nos puso a Minerven por delante y Vélez se lo saco de encima con empatando en 0 en Venezuela y ganando 2 a 0 como local, casi sin despeinarnos estábamos en semifinales.

Ahí empezó la Copa en serio, había que viajar a Colombia donde nos esperaba el Junior en una Medellín  que aun ardía tras la guerra contra el narcotráfico.

El Junior era un equipo que contaba con varios jugadores importantes como el arquero Pazo quien había estado en el Mundial de ese año, Valenciano que también había estado en USA 94 y el enorme Carlos Valderrama que caminaba mientras daba clases de fútbol. Perdimos dos a uno allá y ganamos por el mismo resultado acá y los penales nuevamente decían presente. Arrancamos pateando y fuimos parejos hasta el quinto penal de Vélez, agarro la pelota el Turu y Pazo se volcó hacia su derecha para atajar el penal y darle una ventaja inmejorable a su equipo que si convertía pasaba a la final. Justo ahí se agigantó la figura de Chilavert quien le clavo la vista al ejecutor para luego tirarse a su derecha y darnos uno vida extra. Luego Basualdo hizo lo que se debe hacer en estos casos, fuerte a medio y a gritar el gol. La seria la iba a definir Ronald Valderrama que de su hermano Carlos solo tenía el apellido y así fue que no pudo sobreponerse a la figura enorme del Paraguayo que le tapo todo el arco, la pelota pego en la base del palo derecho y salió catapultada hacia adelante como si acompañara a Chila al encuentro de sus compañeros para el festejo. Eramos finalistas de la Copa Libertadores y nos abrazábamos sin poder contener la emoción.

Definición frente a Junior

 

Llego la noche más esperada, el 24 de agosto recibimos al San Pablo en el Amalfitani y era un rival bravo y tal vez por eso el 1 a 0 a favor nos resultaba escaso, sabíamos que el equipo de Tele Santana en el Morumbi iba a salir con todo en busca de su tercer Copa Libertadores consecutiva.

Así fue, a los 33 minutos Müller les daba la ventaja a los brasileros e igualaba la serie y para que todo sea más cuesta arriba a los 64 minutos se iba expulsado el Pacha Cardozo. Pero ese Vélez tenía unos huevos enormes y a puro coraje consiguió llegar a los penales.

Y ahí nuevamente Chilavert se convirtió en héroe y atajo uno y convirtió el suyo para que Pompei quedara en la historia al convertir el último penal y que nuestro grito de CAMPEÓN DE AMÉRICA resonara en un Morumbi silencioso.

La emoción de esa noche fue única, Vélez se había paseado triunfal por el Continente y se había puesto la corona en la cabeza frente a un rival enorme, de esos que magnifican la victoria.

Definición por penales y festejos frente a San Pablo

 

Vélez de América El Gráfico 

 

 

Festejos en el Amalfitani

 

 

Juan Pablo Muzzio

@jpmuzzio72