CLAUSURA 2009

CLAUSURA 2009

A fines de 2008, Ricardo Gareca llegó a un acuerdo con la institución para ser el nuevo DT de Vélez de la mano de Christian Bassedas. En ese momento se inició un camino glorioso para el Fortín

El comienzo del Clausura no fue bueno, ya que Vélez empató los primeros dos partidos, pero luego de la victoria frente a Tigre, el equipo encendió los motores y no perdió hasta la fecha 14
En el medio pasaron remontadas históricas, como el 4 a 2 en Santa Fe, luego de irse al entretiempo perdiendo 2 a 0, como también,  frente a Racing en Liniers, que después de ir perdiendo por el mismo resultado, Sebastian Domínguez descontó y el ”Chapa” Zapata empató el partido con un tiro libre majestuoso.
La única derrota fue, como antes se menciona, en la fecha 14, frente a Gimnasia en el bosque. Pero a pesar de sólo haber perdido una vez, llegó a la anteultima fecha mano a mano con Lanús y Huracán, rivales a los que todavía debía enfrentar.
A falta de 2 encuentros para el final, la tabla ardía y cualquier cosa podía pasar. Mientras que Huracán, el escolta, con 35 puntos, debía recibir a Arsenal. A Vélez, el puntero con 36, le tocaba ir al sur, a la cancha de Lanús que en ese momento era el tercero con 34.
Mientras el Globo ganaba su partido prácticamente caminando, en la cancha del granate no se sacaban ventajas. Hasta que el ”Pepe” Sand puso el 1 a 0, este resultado dejaba casi en la lona al Fortín, pero Rodrigo López de penal empató el partido. Este resultado dejó a Lanús sin chances de ser campeón.
A la última fecha el equipo de Gareca llegó segundo, con un punto por debajo del Huracán de Cappa, que para la prensa de esos días  era el que mejor jugaba y sería el campeón. 
Por la epidemia de la gripe A el partido estuvo cerca de suspenderse y de jugarse sin público, el día a día fue terrible, en la televisión, los medios daban la noticia que el partido no se iba a jugar o sería sin gente. Finalmente, sólo se postergó la fecha una semana. 
El encuentro tuvo lugar en el José Amalfitani el 5 de Julio de 2009. Un estadio colmado por el público de ambas parcialidades, fue el escenario perfecto para una final que tuvo de todo.
En una de las primeras jugadas Eduardo Domínguez convertía el 1 a 0 para Huracán, pero el juez de línea cobró offside. El defensor del globo estaba habilitado, pero porque había obstaculizado al jugador Fortinero cuando este buscaba dejar en posición adelantada a los jugadores visitantes.
De manera increíble luego de esta situación el partido estuvo detenido ya que cayó granizo. Cuando se reanudó, Vélez pasó por arriba a su rival, aquí fue donde el Fortín erró un penal y tuvo a Huracán contra las cuerdas.
Ya en la segunda parte, el Globo, logró su objetivo, lo que buscó desde un principio, ”Planchar” el partido, dormirlo. Porque ese Huracán salió a ganar 18 partidos, por eso era un equipo tan vistoso. Pero el último en Liniers buscó el empate desde el minuto 0, y solo generó situaciones de gol, desde la pelota parada.
Mientras que Vélez, no era fuerte por su juego sino por ser un equipo muy efectivo. Otra polémica llegó, cuando Cubero ingresó al área, Arano le fue de manera brusca con los dos pies hacia adelante y el árbitro no sancionó el penal correspondiente. 
Pero el momento crucial, no solo del partido, sino de la historia de ambos clubes, llegó de un pelotazo de Sebastián Domínguez, que peinó el Roro López y le quedó un poco larga a Larrivey, que en su esfuerzo por llegar antes que Monzón, lo impactó haciendo que este suelte la pelota y se la deje a Maxi Moralez que venía corriendo de frente al arco, el jugador del Fortín definió entre dos defensores y marcó el tan esperado gol.
Luego de esto, el partido se rompió, los jugadores de Huracán y el cuerpo técnico, se lo querían ”comer” a Brazenas por no haber cobrado falta en el área, y por los minutos agregados, ya que se quejaban de que el local hacia tiempo “escondiendo las pelotas”.
Mientras tanto en Vélez se habia ido expulsado Moralez por sacarse la camiseta en el gol, ya que ya tenía amarilla e ingresó Coronel por Velázquez.
En los minutos finales Huracán llenó el área de centros que no llegaban a nada, salvo uno, el último. El globo tuvo su última posibilidad, la cámara mostraba a sus hinchas y a Ángel Cappa rezando por la última chance. El ejecutor del tiro libre fue el Maestrico González que decidió jugar corto hacia un costado, para que Araujo mande el balón al área; este rebotó en un jugador de Vélez y empezó a subir muy alto, para después bajar de golpe hacia las manos de Montoya. El arquero no pudo atraparla entonces el balón quedó flotando en el área chica y, después de varios rebotes, por fin la pelota le quedó en sus manos.
La última jugada del partido fue un mano a mano de Larrivey que tapó Monzón, todo el equipo de Huracán, le reclamó al delantero el haber intentado hacer el gol, ya que el había debutado en el equipo de Parque Patricios, algo realmente increíble.
Luego de esta situación el árbitro del partido decidió finalizarlo y así hacer estallar a todo el estadio al grito de dale campeón”Una de las primeras imágenes del festejo es la cara de Sebastián Domínguez llena de sangre tras haber recibido un golpe por un proyectil arrojado por los hinchas quemeros frustrados por el fracaso de su equipo en el intento de ser campeón.
Este torneo conquistado por el Fortín, es cuestionado hasta el día de hoy por los hinchas de Huracán ya que acusan de que fue un Robo. Pero la única realidad es que Brazenas dirigió mal para ambos lados. Además después de este campeonato Vélez logró 4 títulos, mientras que Huracán un descenso.
Patricio Verde Martínez 
@PatoVM22