CHILAVERT CHILAVERT CHILAVERT

 
Como llovía ese domingo cuando comenzaste a alejarte de nosotros los que veíamos perplejos como Roberto le tiraba la bronca a Carlos. Te juro que todos cruzábamos miradas  mientras murmurábamos “Este Tipo está LOCO” pero vos ibas convencido que la gloria era toda tuya; que esa tarde dominguera definitivamente te ibas a parar en la historia.
El partido se moría y no lográbamos vencer el cero hasta que sobre el final tuvimos un tiro libre a favor, ahí adentro de la medialuna del área y ahí arranco la secuencia… caminaste cruzar la frontera hacia el área rival, tomaste la pelota entre las manos, pusiste al Pepe Basualdo delante de la barrera rival y suave con esa zurda la clavaste en el palo de derecho de Pontiroli, que todavía debe agradecerte esos 30 segundos de fama y ahí arrancó todo, un carrera enloquecida hacia tu propio arco mientras la boca se te llenaba de gol y fue en ese instante cuando definitivamente nosotros los incrédulos nos rendimos ante tu botín zurdo; esa tarde de lluvia entraste en la historia del fútbol por ser el primer arquero en hacer un gol de tiro libre, esa tarde te adueñaste para siempre de nuestro grito de guerra “ Ojala que gane el fortinero, ojala que gane con gol de Chilavert”
Hoy 21 años después y con muchos de esos gritos, necesito contarte que nunca vamos a olvidar todos esos momentos que nos diste, las sonrisas que nos afanaste y que hasta nos hiciste apretar fuerte el puño y largar un grito de gol ahogado cuando le metiste el gol a la selección argentina.
Juan Pablo Muzzio

 

@jpmuzzio72

Deja un comentario