CHILA SIEMPRE PRESENTE

CHILA SIEMPRE PRESENTE

 

El historial de Vélez visitando a Chacarita no es de los más favorables que tiene el Fortín. De hecho, hay que remontarse hasta el campeonato de 1985/86 para encontrar un triunfo fuera de casa. Sin embargo queda hay un lindo recuerdo, al menos de forma parcial, de 1999.
Vélez buscaba reacomodarse luego de la época gloriosa de la mano de Julio Falcioni, con algunos históricos y varios chicos. Chacarita volvía a Primera después de 15 años y en la fecha 15 recibía al Fortín en un partido con una pica especial, quizás por eso el partido duraría apenas 22 minutos. Desde la tribuna velezana una bomba de estruendo cayó cerca del Flaco Vivaldo y el Sargento Giménez suspendió el encuentro.

Chilavert; Maldonado, Méndez, Eduardo Domínguez; Morigi, Buján, Falcón, Federico Domínguez; Bassedas; Darío Husaín y Ramírez fueron los once que salieron a la cancha, aquella noche en San Martín. Pero antes del papelón, hubo fútbol. Y cuando hay fútbol y está Chilavert en cancha, pasan cosas lindas. Si bien el local se había puesto en ventaja, Vélez era más y a los 20 minutos un tiro libre a 25 metros del arco funebrero dio la posibilidad al ídolo paraguayo a cruzar la cancha. Aunque parecía lejos y el perfil favorecía a un diestro, Chila se acomodó y le dio con la fuerza y precisión necesaria para que la pelota viaje por afuera de la barrera y se cuelgue del ángulo derecho de Vivaldo. Una obra de arte.

Después de los festejos, la estupidez y suspensión. A Vélez se le descontarían tres puntos al finalizar el torneo y el partido se completaría casi tres meses más tarde. El Fortín presentó un equipo con muchos suplentes, mientras que Chacarita necesitaba ganar para engrosar el promedio y mantenerse en Primera. Parisi puso en ventaja al local a los 10 minutos del segundo tiempo y a los 24 Fabio Schiavi desperdicia un penal. Sobre la hora, Pandolfi combinó con Patricio Camps quien de cabeza marcó el 2 a 2 definitivo.
Un partido con muchas historias pero con una joya que opaca todo lo demás. Una de esas que sólo Chilavert podía darle al hincha de Vélez.

 

Alejandro Germino

ale@somosvelez.com.ar

@alegermino