CHAU PERRO…

En la tarde de ayer llegó a todos los oídos Fortineros una noticia que tiene sabor a poco. Luquitas Romero, ese pibe que debutó anulando nada más y nada menos que a un campeón mundial como David Trezeguet, arma las valijas y se marcha con su fútbol a Brasil para vestir la camiseta del Cruzeiro (aquel rival de la final de nuestra querida Supercopa) 

 00017376-07_crop1439428332210

Es una nueva historia de amor con nuestros  corazones rotos, y es que todos nos ilusionamos cuando lo vimos por primera vez pisar la cancha, cuando sentimos su seguridad en la marca, el quite y el despliegue dentro de la cancha, todas cualidades que fueron diluyéndose con el paso del tiempo y los campeonatos a la par de un Velez que hace unos semestres ya no es aquel de principios de esta década.

Personalmente creo que es un acuerdo que nos deja con sabor a poco, muy poco o casi nada pero tenemos que darnos cuenta de una cosa, si no se aceptaban estas condiciones en 6 meses no existiría ni siquiera un 50% de una futura venta porque el 29 se iría con el pase en su poder y nuestro querido Velez ningún rédito obtendría. Entonces ahora entra nuevamente en juego otra cuestión ¿Donde quedó el sentido de pertenencia que vemos en tantos ex Velez? Y esa cuestión es de largo debate.

Viendo que nada podemos solucionar sólo queda desearle suerte a este “Perro” que va a buscar su hueso a otro lugar, y le debemos desear muchísima suerte para poder obtener algún beneficio el día de mañana cuando se de su salto al viejo continente porque esa si es una certeza, este jugadorazo que ya no tenemos en nuestras filas tiene destino europeo en cualquier momento.

De cara al torneo que empieza en unos pocos días queda pensar en su reemplazo, en Colacha Desabato, quien creo posee grandes condiciones para poder manejar conjuntamente con el León Somoza el mediocampo Velezano.

Una vez más, Lucas, buena suerte y (lamentablemente) no creo que exista un hasta luego…

Maxi Eze Pardo

@Maxi_Piojo

maxi@somosvelez.com.ar

 

Deja un comentario