CASACAS FORTINERAS: UMBRO 1996, LA MEJOR DE TODAS.

CASACAS FORTINERAS: UMBRO 1996, LA MEJOR DE TODAS.

En esta nueva entrega de Casacas Fortineras voy a hablar de la camiseta velezana que, a mi entender y parecer, es la más linda de todas. Sé que muchos van a coincidir en esta sensación y que otros van a discrepar pero los gustos son algo subjetivo y lo lindo es que todos podamos tener una camiseta preferida del Fortín.

No sé si será porque es la camiseta que más disfrute de chico, si será la camiseta con la que más recuerdos de la infancia tengo o simplemente porque el modelo me encanta. Y es que la camiseta Umbro de 1996 me volvió loco y lo sigue haciendo, tanto es así que la he buscado en mi talle actual para poder volver a vestirla sin importar el precio que había que pagar, por suerte un amigo me la vendió a un precio más que razonable y ahora puedo disfrutarla como cuando tenía mis 8 años y despedía a Carlitos con la felicidad y la tristeza que genera saber que tu ídolo se va del Club.

La camiseta es hermosa por donde se la mire, tiene la V Azulada en un azul brillante pero oscuro y una marca de agua sobre toda la camiseta con las palabras “Vélez Sarsfield” por todo el cuerpo en un tono gris claro. Sobre el centro, inmediatamente después de terminada la V tiene la publicidad del sponsor de aquel entonces que es Quilmes, época donde tener publicidad de bebidas alcohólicas era moneda corriente en el futbol argentino.

Sobre el costado derecho del pecho tenemos el logo bordado de la marca, el clásico rombo doble y el nombre bajo el mismo. Mientras que sobre el lado del corazón tenemos el escudo del Fortín en un parche igualmente bordado. El escudo es el clásico escudo de Vélez con el año de inauguración sobre el mismo y el nombre completo “Club Atlético Vélez Sarsfield” por debajo. El fondo del parche que contiene al escudo más lindo del mundo tiene el fondo blanco y su borde es azul.

Si vamos a hablar de la V, no solo es de un ancho prudente y un azul intenso y a la vez brillante aunque de un tono ciertamente oscuro sino que también tiene detalles la misma V en sí. Es que por arriba y por debajo de la V principal, por así decirlo, se posicionan dos V finitas que dejan un mínimo espacio blanco entre ellas y la V del centro.

La camiseta titular termina su caracterización con la distinción de un cuello redondo, con solapas anchas de color azul y blanco. El cuello es abotonado por lo cual puede usarse cerrado o abierto, un detalle que solo se repitió en la Puma utilizada por el Vélez campeón de Bielsa y no volvimos a disfrutar. El frente de la parte abotonada tiene estampadas las letras iníciales de cada palabra que conforma el nombre del Club, es decir, CAVS en el mismo color azul que tiene la V. Al final de las mangas posee el logo de la marca Umbro formando una guarda que rodea la totalidad de la manga en color azul como la V.

La camiseta suplente, la clásica azul con la V blanca, tiene el mismo diseño que la camiseta titular, mismo escudo bordado en el mismo lugar, misma publicidad pero en color blanco, mismos detalles en el cuello en cuanto a los botones y el estampado de la sigla. Es exactamente igual, incluso en la marca de agua con la palabra Vélez Sarsfield solo que en color azul y no en gris como la camiseta titular. Pero la única diferencia radica en la V, en el caso de la titular dijimos que poseía dos V finitas por arriba y por debajo, en cambio en la camiseta suplente la V es una sola de color blanco y bien ancha ocupando gran parte del pecho.

Solo resta hablar del modelo tricolor pero… será motivo de una nueva entrega porque las tricolores merecen todos sus capítulos aparte por lo hermosas que son.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Maxi Eze Pardo

maxi@somosvelez.com.ar

@Maxi_Piojo

Deja un comentario