CANTA CONMIGO

CANTA CONMIGO

En enero de 2014 Vélez le ganó 1 a 0 a Arsenal y conquistó la Supercopa Argentina, el último título oficial que obtuvo el Fortín. Desde entonces comenzó un proceso de decadencia producto de muchas malas decisiones.

No es el momento, o al menos no es la intención de esta nota encontrar y señalar culpables. Tampoco se busca en estas líneas felicitar a los responsables de este presente mucho más cercano a lo que marca la historia de Vélez Sarsfield. Hubo un canto en la noche del lunes que hizo eco en muchos medios de comunicación, un canto que hacía mucho no se escuchaba por Liniers: “que de la mano…

Pero como se dijo, acá no vamos a hablar de la mano de quién. Vamos a hablar de la ilusión que aparece: “todos la vuelta vamos a dar”. Sin dudas que los nombres son importantes pero en este momento quienes se merecen ser reconocidos son los miles de socios y los millones de hinchas de Vélez que durante estos cuatro años comieron mucha mierda, como nunca en su vida. Tanta mierda se comió que con estos primeros bocados sentimos que estamos ante un banquete, un manjar que emociona, ilusiona y nos recuerda lo que realmente somos.

En el fondo y pensando en frío, sabemos que estamos lejos de cumplir ese sueño. Hay equipos pensados y armados para dar la vuelta mientras que Vélez está para “creer y crecer”. Pero lo importante no es “dar la vuelta”, lo importante es dejar atrás la angustia y animarse a soñar y gritarlo hasta quedar afónicos. Otra vez cantar lo mismo.

 

Alejandro Germino

@alegermino