CAMBIO DE PLANES

Es difícil hacer un análisis del partido del sábado sin tener en cuenta la expulsión de Grillo. En esos 35 minutos había arrancado mejor River pero Vélez a pura presión había empezado a  copar la parada y Toledo comenzaba a preocupar a todo el Monumental.

Lo cierto es que luego de la expulsión, Bassedas se vio obligado a cambiar el esquema sacando a Alvarenga, quien había tenido un cabezazo claro, la salida del volante provocó dos factores que a la larga pesaron en el partido, el primero fue resignar el desborde por la banda derecha y el segundo dejar expuesto a Cubero quien a esta altura de su carrera necesita un volante que lo ayude en la marca.

Si a eso le sumamos que Blas Cáceres corrió mucho pero entrego mal la pelota, da por resultado un Vélez que tuvo que preocuparse más por que River no jugara que por inquietar a Batalla.

Una verdadera pena porque nos quedamos con ganas  de ver cómo podían funcionar juntas dos de las joyitas de la cantera como son Hernán Toledo y Maximiliano Romero.

03

No es el estilo de Somos Vélez caerle con saña a un jugador pero Fausto deberá replantearse seriamente su vehemencia, no es aceptable que un jugador de primera reciba dos amarillas en menos de 5 minutos.  No es necesario aclarar que lo mismo le cabe a cualquier jugador del plantel.

Para el sábado frente a Colón, el DT contara con la vuelta de Giannetti  y habrá que ver la evolución de Mariano Pavone para contarlo entre los 11 pero es un partido en el que se ponen en juego mucho más que tres puntos ya que de ganar quedaríamos a tiro de esos 25 puntos tan necesarios para el semestre que viene.

Lo importante es sumar los puntos necesarios para tener ese colchón que permita que el semestre que viene buscar mejorar el funcionamiento colectivo para que los triunfos fluyan solos.

Juan Pablo Muzzio

juanpablo@somosvelez.com.ar

@jpmuzzio72

Deja un comentario