BELGRANO 1-VÉLEZ 2 CLAUSURA 1996

 

Era la fecha 18 del Clausura, y nuestro Vélez peleaba el torneo, en busca del bicampeonato, mano a mano con el Gimnasia de Griguol. Ganaba uno y otro, sucesivamente.

Ese domingo 11 de agosto, por la tarde y con el conocimiento del resultado del Lobo, la noche anterior (6-0 a Racing en La Plata), el equipo dirigido por Osvaldo Piazza, en su tercer partido a cargo del plantel y que venía de golear 4-1 a San Lorenzo de local (el famoso día que Ruggeri intento lesionar a Chilavert), visitaba el Chateau Carreras para jugar ante el equipo celeste, dirigido por Pedro Marchetta, que peleaba el descenso.

Esa tarde Vélez formo con:

José Luis Chilavert.

Flavio Zandona, Héctor Banegas, Mauricio Pellegrino y Federico Domínguez.

Marcelo Herrera, Claudio Husain (Fernando Pandolfi), Christian Bassedas (Guillermo Morigi) y Patricio Camps.

Martín Posse (Sebastián Méndez) y José Oscar Flores.

DT: Osvaldo Piazza.

 

Belgrano: Labarre; Laciar, Brusco, Testa y Cattaneo; Flores, Avalos, Torres y Tosello; Bocco y Artime. DT: Pedro Marchetta.

 

Arbitro: Roberto Ruscio.

 

C__Data_Users_DefApps_AppData_INTERNETEXPLORER_Temp_Saved Images_vs_clau96_32

 

Arranco parejo el partido, por las necesidades de ambos, de ida y vuelta, hasta que de una pelota parada, a los 23 minutos, el 10 del local, Danilo Tosello, de tiro libre, puso en ventaja al pirata. Y así finalizo el primer tiempo.

Ya en la segunda mitad, con Vélez yendo en búsqueda de la igualdad y ellos jugando de contra, hubo chances de ambos lados, pero a los 9, una jugada del Turu Flores, que tapo Labarre y el rebote le quedo a Martin Posse, que la empujo al gol sobre la línea del arco, desatando la locura en la multitud que estuvimos esa tarde en la popular. Se podía ganar y se estaba cerca.

Y llego el minuto final, cuando parecía que el empate era clavado, se vino la corrida de Zandona por derecha, el rechazo al tiro de esquina, de ahí el centro de Fernando Pandolfi, y el cabezazo del Beto Camps, que anticipa a Brusco y sorprende al arquero, poniendo el 2-1, y el festejo fue emocionante, con todos abrazados en una montaña cerca del banco, y con la explosión de felicidad y emoción, de toda la gente. Vélez llegaba a la última fecha un punto arriba de Gimnasia (39 a 38) y listo para el bicampeonato.

Quien escribe este recuerdo, ese día cumplía 21 años, y fue sin dudas, uno de los regalos mas lindos que mi querido Vélez me dio, entre tantos otros. Por eso nunca olvidare mis lagrimas en la tribuna de esa tarde, los abrazos con los amigos que viajamos, y el canto del final, al ritmo de: “Vélez Sarsfield de mi vida, gracias por esta alegría”.

 

 

 

YO LO VIVÍ, YO LO RECUERDO.

SOMOS VELEZ.

 

Martín Gabriel Acuña

martin@somosvelez.com.ar

@gordo11875.

Deja un comentario