BAILANDO LA TARANTELA

Vélez terminó la Superliga bailando al ritmo de Los Palmeras y el video de los jugadores disfrutando de “¿Qué quiere la Chola?” pero en la tribuna también hubo un baile que, a los nostálgicos de la época dorada, nos volvió a emocionar.

Aquellos que vivimos el 1994 con algo de conciencia de lo que significaba lo que estaba logrando el club, pudimos revivir un poquito aquel disfrute el sábado ante Lanús. Porque en aquellos años el hit que bajaba desde la tribuna ante cada triunfo era “miren a Vélez, cómo se mueve, está bailando la tarantela…” mientras la gente se empujaba saltando de izquierda a derecha. Christian Bassedas contó en alguna entrevista que ver a la gente cantando eso era la muestra que el hincha había disfrutado en serio de ver al equipo y por eso era uno de sus temas favoritos.

Con la vuelta a un torneo internacional ya confirmada el clima general era positivo y con la goleada consumada el hincha volvió a festejar como en aquellos años. Volver a bailar la tarantela nos hizo recordar esas noches de Copa, al mismo tiempo que nos permitía ilusionarnos con las que van a venir. Es verdad que falta mucho. Falta tiempo, porque serán dentro de un año y falta crecer, porque Vélez necesita más para tener un buen rendimiento en un torneo internacional, pero el sueño se empieza a vivir desde ahora.

Cuando se piensa detenidamente, celebrar de esa manera un sexto puesto puede ser excesivo pero la mala sangre que se hizo el hincha de Vélez los últimos años explica, y justifica, un festejo desmedido. Y tener la ilusión de poder repetir, la tarantela y la Chola, cada vez más seguido.

Alejandro Germino

@alegermino