ASÍ SE VIVIÓ 

Foto: @Velez

ASÍ SE VIVIÓ 

La espera terminó. Después de tres meses, volvimos al José Amalfitani. Y no solo eso, sino que además nos quedamos con la victoria.

Unas horas antes, el hincha ya estaba ansioso. Bueno, ¿horas antes? Creo que me quedé corta… durante toda la semana vivimos con intensidad y ansiedad la espera de volver a casa a alentar. Y eso se demostró con diferentes posteos de fotos y comentarios en distintas redes sociales. ¿El sitio oficial? Incitaba a que el nerviosismo y las ganas de que llegue pronto el viernes para volver a casa crezcan cada vez más a través de publicaciones de fotos de los jugadores con la famosa cuenta regresiva…

Llegó el día. Volvimos. Ilusión en la cara de todos. Expresiones de felicidad y de cierto miedo también, ¿Por qué no? Salió Vélez al campo de juego y la popular se tiñó de azul y blanco producto de las bengalas, mientras de fondo sonaba “Vélez, mi buen amigo…”. Sí, habíamos vuelto. Sí, estábamos ahí alentando y apoyando una vez más.

El primer grito de gol llegó rápido, lo cual logró que nos ilusionáramos un poco más… la gente estaba contenta y sorprendida. No dejaba de cantar y de saltar. Durante los 90 minutos se vivió y respiró ese clima. Un clima familiar (como es común en Vélez), y de tranquilidad por ver la voluntad y garra que puso el equipo.

¿La “sorpresa”?. Arribó en el minuto 18 del segundo tiempo. “Los de Boca son todos p…” se empezó a escuchar desde el corazón de la popular, seguido de “el que no salta es un traidor…”, para finalizar con un “Soooy de Vélez soy, de Véleeeeez yo soy”.

A mi particularmente me sorprendieron esos cánticos, no creí que se iba a hacer referencia durante el partido al jugador que se fue… pero sucedió. ¿Será porque falta poco para la fecha 4 en dónde enfrentaremos a su nuevo equipo? Es muy probable.

Finalmente, la tan linda “todos los momentos que viví…” dio el cierre a nuestra noche de viernes en el José Amalfitani. Abrazos con familiares y amigos, manos en alto que seguían el ritmo de la música y el aliento; otros, aplausos hacia los 11 jugadores que se abrazaron y festejaron en el campo de juego el haberse quedado con el triunfo.

Comenzó un nuevo torneo, una nueva ilusión, el camino para recorrer juntos y lograr el objetivo de sumar como sea la mayor cantidad de puntos para alejarnos cada vez más de lo que tanto nos aterra…

Volvimos al Teatro Colón de los estadios argentinos y regresamos a nuestras casas felices por quedarnos con los tres puntos. ¿Qué mejor? A seguir alentando y bancando al equipo. Esto recién empieza…

 

 

Aylen Nicolini

@AylenNicolini

Foto: @Velez