ASÍ JUEGA EL RIVAL

ASÍ JUEGA EL RIVAL

Vélez recibe a Atlético Tucumán en un partido que marcará el rumbo que tendrá el equipo en el final del torneo. El equipo de Zielinski pelea mano a mano con River el último puesto para ingresar a la Libertadores 2020, lugar que el Fortín sueña con alcanzar.

Los tucumanos adoptaron rápidamente el estilo de juego de Ricardo Zielinski, al cual se lo cataloga de defensivo pero la realidad marca que su equipo tiene una serie de variantes ofensivas que llevan mucho riesgo al arco rival. Si bien la formación inicial se puede suponer con dos líneas de cuatro y dos delanteros, fácilmente puede variar al 4-3-3 o 4-2-3-1 que cada vez es más común. Tanto Leandro Díaz como Mauro Matos pueden funcionar como referencia de área al mismo tiempo que retroceden unos metros para cumplir una función de “enganche” más clásico. En el retroceso es donde logran combinar con el buen juego de Gervasio Núñez y Barbona por las bandas, como con Rodrigo Aliendro en el interior.

El potencial ofensivo del Decano se respalda en la solidez a la hora de defender. La experiencia de Luchetti en el arco y de Mercier cubriendo el medio son los pilares que tiene Zielinski en defensa. La línea de cuatro defensores no tiene una importante proyección, pero el juego aéreo de sus centrales genera preocupación.

La clave estará en poder defender el pelotazo frontal de los tucumanos y ganar la “segunda jugada”, además de recuperar lo que fue la esencia de Vélez: la posesión de pelota, el juego asociado y el desequilibrio en el mano a mano. El equipo de Heinze tiene una última chance para soñar con la Libertadores, pero además debe asegurar la clasificación a la Sudamericana. Para eso “necesita ganar” como marcó el entrenador en la conferencia de prensa.

Alejandro Germino

@alegermino