ASÍ JUEGA EL RIVAL

Vélez recibirá a Boca en el Amalfitani con la necesidad de ganar para mantenerse en la lucha por el título de la Superliga y no conformarse con la pelea por la clasificación a Copas internacionales 
El equipo de Alfaro llega con el envión de la goleada propiciada a Arsenal en la fecha pasada pero aún arrastra el malestar por la eliminación de la Copa Libertadores y sin convencer desde el rendimiento, por lo que no sería extraño que se vea un partido similar al jugado por la Copa de la Superliga en mayo. El visitante cederá la iniciativa al equipo de Heinze y esperará cerca de su propio arco para aprovechar la velocidad de sus delanteros y el buen pie de MacAllister o Reynoso. La principal arma de ataque será la pelota parada, un rubro en el que Boca se especializa y Vélez sufre de más. Para eso apuntará al pelotazo a Ábila que estará en una pelea permanente contra Gianetti y Abram.
El Fortín tendrá a sus extremos preocupados por las proyecciones de los laterales pero tendrán que aprovechar cuando dejen los espacios para ganar las espaldas, al igual que podrán hacerlo Domínguez y Robertone por el centro. Maxi Romero o Leandro Fernández deberán aprovechar las chances que se le presenten, que seguramente sean pocas.
La jerarquía individual puede inclinar la balanza a favor del rival, pero los dirigidos por Heinze pueden ganar a partir de un funcionamiento colectivo que compense esa diferencia. Vélez tiene una nueva oportunidad para afirmarse como candidato a ganar la Superliga, pero para ellos deberá superar a un duro rival.