ASÍ JUEGA EL RIVAL

Vélez visitará a River, considerado por la mayoría de las personas del ámbito del fútbol y por el técnico del Fortín como el mejor equipo del fútbol argentino. El conjunto de Gallardo atraviesa un gran momento, goleó a Racing y Huracán como visitante pero en los últimos partidos de local no hizo goles y acumula una derrota (Talleres) y un empate (Boca).

Mucho se ha hablado y escrito ya del estilo que tiene River y la imagen que está mostrando en este segundo semestre. La rapidez de sus ataques, el nivel de los mediocampistas, la seguridad de su arquero y las variantes ofensivas son las cualidades que lo llevaron a ganarse el respeto de la mayoría de los equipos del continente. Pero los números de la Superliga lo ubican apenas un punto arriba de Vélez con tres victorias, dos empates y una derrota.

Es cierto que el partido perdido ante Talleres debe considerarse como algo especial ya que Gallardo utilizó prácticamente un equipo alternativo aquel día, pero el estilo de juego lo mantuvo y la clave del equipo cordobés fue sacarle la pelota a River, bajar la intensidad del partido y aprovechar las situaciones. Muy distinto fue el plan de Boca para contrarrestar el poderío del Millonario, que se dedicó a cerrar los espacios cerca de su área y evitando el juego interno.

River utiliza poco las bandas para atacar, su juego se concentra en los pases filtrados de Nacho Fernández o Palacios y el juego asociado con los delanteros. Todos están más cómodos en el centro de la cancha que en los costados. Los laterales pasan al ataque permanentemente y son opción, pero suelen terminar en diagonales hacia adentro o llegando al espacio vacío por sorpresa, sólo cuando están con pelota dominada finalizan con un centro. El equipo de Gallardo no busca tener una posesión excesiva de la pelota, como sí puede hacerlo Vélez, pero termina dominando esa faceta del juego por la rapidez con la que recupera cada balón perdido.

Vélez deberá maximizar sus virtudes y reducir al mínimo los errores para no sufrir. Se sabe que Heinze no renunciará a la idea de atacar, por lo que será fundamental la «marca en ataque» para evitar que pase lo que le pasó a Racing que recibió tres goles por los espacios que dejó en defensa mientras atacaba. Seguramente tampoco se resigne la idea de arriesgar en la salida para llevar la pelota de manera clara pero como ya se vio en el torneo pasado, River no erra cuando le dejan servida la ocasión para convertir.

Será un partido que puede ser bisagra y que mostrará si, finalmente, este Vélez da el salto de calidad que todos queremos.

Alejandro Germino

@alegermino