ASÍ JUEGA EL RIVAL

Vélez recibirá el lunes a Atlético Tucumán con el envión anímico que significan las dos victorias consecutivas y con el objetivo de mejorar el rendimiento para seguir cosechando triunfos.

El equipo dirigido por Zielinski tuvo un flojo inicio de campeonato y en la semana fue eliminado de la Copa Argentina al caer por penales contra Colón. En el torneo acumula tres derrotas y dos victorias, una en la última fecha ante Arsenal en Tucumán y aún no suma puntos como visitante.

En cuanto al estilo de juego, los tucumanos mantienen la idea que impuso Zielinski desde su llegada: poca distancia entre líneas, juego directo en busca de los delanteros y aprovechar la segunda jugada por las bandas. Los cambios que intenta aplicar el técnico en esta nueva temporada están en las características de aquellos jugadores que utiliza en los costados como volantes/delanteros externos: Melano y Cuello están más acostumbrados a jugar como delanteros que como mediocampistas, lo que generará un mano a mano con los laterales fortineros, lo que se verá también en el ataque de Vélez. Lo que seguramente favorezca al equipo de Heinze es que utiliza un único centro delantero con un enganche detrás de él, de esta forma el Fortín evitaría tener que parar tres centrales o utilizar a Giménez o Gago como líbero.

Defensivamente Atlético Tucumán mantiene dos centrales con buen juego aéreo pero que sufren cuando enfrentan delanteros con mucha movilidad. Éstas condiciones, más una serie de errores infantiles que han cometido en los últimos partidos, pueden ser elementos para que Vélez tenga un buen encuentro en la ofensiva, aunque deberá aprovechar las ocasiones que genere para evitar que el rival se encierre cerca de su arco a defender el empate.

Poco tendrá que ver el partido del lunes con los amistosos de pretemporada, especialmente porque en aquellos casos Heinze realizó una mezcla de jugadores. Podrá ser algo más parecido al último enfrentamiento en el Amalfitani, en el que el Fortín ganó 2 a 0 en uno de los mejores partidos de Vélez en el último semestre. Las claves serán ganar los duelos personales y poder romper, de manera conjunta, el cerco defensivo que los tucumanos proponen cuando no tienen la pelota.

Alejandro Germino

@alegermino