ASÍ JUEGA EL RIVAL

Estudiantes de La Plata ha mostrado una amplia variedad de sistemas en estas cuatro fechas de la Superliga, adaptándose al rival de manera similar a como lo hace Vélez. Llegó al extremo de cambiar la formación minutos antes de entregar la planilla ante Independiente.

Gabriel Milito impuso su estilo en su segunda etapa al frente de Estudiantes con una forma de jugar mucho más relacionada con la historia Pincha. Mantuvo la base que no tuvo un gran desempeño el campeonato pasado pero sumó algunas incorporaciones en puestos claves, pero el club sigue con su idea de austeridad en el plantel para enfocar sus esfuerzos económicos en la construcción del nuevo estadio en 1 y 57. La llegada más importante fue la de los dos González: Federico, el goleador de Tigre y Ángel, el mediocampista de Godoy Cruz.

En cuanto a la forma de jugar, Estudiantes intenta crear situaciones de riesgo a partir de la posesión pero no sufre si debe replegarse y contra atacar. En el partido con Independiente mostró su mejor versión con ataques directos, buscando ganar la segunda pelota o presionando la salida del Rojo para provocar el error rival. La semana pasada, ante Godoy Cruz, tuvo un 75% de posesión y el resultado a favor desde los 15 minutos del primer tiempo pero terminó derrotado por distracciones defensivas.

Si bien la idea inicial de Milito es jugar con tres delanteros, se adapta a poblar la mitad de la cancha con cuatro o cinco volantes y también modifica la línea defensiva con tres o cuatro jugadores. A diferencia del método de Heinze, de retrasar al volante central entre los defensores, Estudiantes modifica los intérpretes.

Difícil partido tendrá el Fortín en La Plata, ante un equipo que se caracteriza por su intensidad para recuperar la pelota lo que lo lleva a ser el tercer equipo con más faltas cometidas de la Superliga. Vélez deberá validar la buena imagen que mostró ante Newell’s con mucha movilidad, precisión y juego vertical para romper las líneas defensivas del rival.

Alejandro Germino

@alegermino