A QUE JUGAR

A QUE JUGAR

La incógnita se presenta ante todos a pocos días del comienzo del campeonato más importante en la historia de Vélez ¿A qué debe jugar el equipo de Omar De Felippe? ¿Debe arriesgar en cada partido o mantener la cautela?

Sabido es que el conjunto de Liniers arrancará el torneo a pocos puntos de la zona de descenso. Será clave empezar con el pie derecho y acostumbrarse a ganar para dejar atrás lo antes posible esta comprometida posición.

Al hacer un análisis no tan profundo del plantel, cualquiera puede encontrarse con la desesperación de la falta, al menos hasta el momento, de un central de jerarquía. Los defensores titulares, incluidos también los laterales, están lejos de darle seguridad defensiva a Vélez. Por eso, mientras ODF trabaja para solucionar el problema, hay que apostar más que nunca al ataque.

La superpoblación de delanteros (Bergessio, Cristaldo, Delgadillo, Maxi Romero y Federico Andrada principalmente) le dan la posibilidad al entrenador de apostar como nunca antes por un equipo que se posicione bien arriba y presione a la defensa rival.

No solo eso, sino también la buena cantidad de mediocampistas ofensivos y con buena técnica. El 8 saldrá de Matías Pérez Acuña y Gastón Díaz: ambos, si bien son marcadores de punta por derecha, tienen condiciones para atacar la banda. A ellos habrá que agregar a Nicolás Domínguez y al Monito Matías Vargas, que mostró durante el certamen pasado estar a la altura de las circunstancias.

A medida que pasen los partidos oficiales se podrá ver para qué está Vélez. Es una incógnita saber si el DT se animará a atacar, pero con total seguridad será esa forma de juego la que más beneficios le puede dar al conjunto Fortinero.

 

Guido De Bella

guido@somosvelez.com.ar

@guidomdebella