65 AÑOS DEL CEMENTO ELOCUENTE

 

Un día como hoy, pero de 1951, Vélez inauguraba el glorioso José Amalfitani (aunque aún no se llamaba así) luego de casi cuatro años sin jugar como local en Liniers, ya que la construcción había comenzado 1947 . Ese 22 de abril, el Fortín derrotó por 2-0 a Huracán con un doblete de Raúl Nápoli.

Es una fecha conmovedora. Una fecha que quedará siempre marcada en los libros de historia de esta institución. Aquel 22 de abril Vélez consiguió inaugurar su estadio en la 2da jornada del certamen local y logró que la fiesta sea redonda. El Fortín derrotó al Globo por 2-0 con goles de Raúl Nápoli, que pasó a la posteridad con esos tantos. Más allá del triunfo, lo destacado pasó afuera: el equipo de Liniers inauguró un escenario casi en su totalidad de cemento. Solo la actual platea norte seguía siendo de madera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pasó mucha agua por debajo del puente. Fueron tres años (desde 1948 a 1950) en los que la V Azulada tuvo que hacer las veces de local en distintas canchas. Sobre todo en Ferro, pero también en Chacarita, Platense, San Lorenzo y Huracán.

Ese torneo de 1951 terminó siendo bastante irregular para el Fortín. Quedó en la 9na posición con 33 puntos producto de 10 victorias, 13 empates y 9 caídas. Pese a eso, sí obtuvo buenos resultados jugando como local: 7 triunfos, 7 igualdades y solo 2 derrotas. Además de eso, se mantuvo invicto en Liniers al cabo de 10 encuentros y terminó perdiendo esa racha positiva frente a Independiente en la fecha 22.

“El cemento es mudo, pero elocuente”, fue una de las grandes frases del dirigente más importante en la historia del deporte argentino: José Amalfitani. Con el paso del tiempo, esa mole de cemento que se montó en Liniers pasaría a llevar su nombre.

 

Ingresa a la Vista 360° del Amalfitani

 

 

Video institucional 

 

 

Guido De Bella

guido@somosvelez.com.ar

@guidomdebella

Deja un comentario